miércoles, 25 de febrero de 2009

LA MUJER ENCERRADA EN SI MISMA Y SUS VESTIMENTAS

La situación en Afganistán está empeorando de tal forma que recientemente un editorial del Times comparó el tratamiento que los talibanes inflingen a las mujeres, con el que recibieron los judíos en Polonia en el Holocausto.Desde 1996, año en que los talibanes tomaron el poder, la relativa libertad de las afganas, que les permitía trabajar, vestir con libertad, conducir o aparecer en público solas, se ha convertido en una pesadilla en la que el más mínimo error puede costarles la vida. No llevar el atuendo adecuado, el famoso burka -una túnica de la cabeza a los pies con una rejilla tupida a la altura de los ojos- o unos zapatos especiales para no hacer el más mínimo ruido, mostrar incluso accidentalmente parte de un brazo o pasear con un hombre ajeno a la familia, provoca el que sean golpeadas y apedreadas en público, en muchos casos hasta la muerte.Los maridos tienen el poder de la vida y la muerte sobre las mujeres de su familia, especialmente sobre las esposas, pero una banda de enfurecidos callejeros puede arrogarse el mismo derecho si se sienten ofendidos por una actitud que consideren inadecuada. Profesoras, médicas, traductoras, abogadas, artistas, escritoras, son obligadas a abandonar sus trabajos y encerrarse en sus casas. En el caso de no contar con un varón familiar o no estar casadas, están condenadas a morir de hambre o pedir en las calles.No disponen de ningún servicio médico, al estar totalmente prohibido el menor contacto con varones e impedírseles a ellas mismas el ejercicio de la profesión.Esta situación provoca un disparatado nivel de depresión y un alto índice de suicidios, según trabajadores sociales, siendo bien difícil de evaluar por la falta de control. Un reportero occidental que pudo acceder a uno de los escasos hospitales para mujeres existentes describió como , envueltos en sus burkas, encima de las camas yacían cuerpos inmóviles negándose a hablar o comer, consumiendo simplemente el hilo de vida que les quedaba. Muchas otras se han vuelto locas y se las ve acurrucadas en las esquinas con un balanceo perpetuo o llorando.La mujer talibana actualmente vive en mundo liderado por el machismo y la incomprensión, desde el inicio del régimen Talibán ha sido encaminada por una ideología que eleva el poder del hombre sobre todas las cosas terrenales incluyendo a la mujer, que es considerada al igual que un animal o en algunos casos hasta de menor rango.Por tal razón trataremos de dar a conocer la situación de la mujer en Afganistán y las medidas que se están tomando para cambiar este hecho.
Analizando profundamente la vida actual de la mujer afgana tendremos que decir están obligadas a llevar una vida infernal bajo los talibanes y esto se refleja en su sufrimiento. Los talibanes tratan a las mujeres peor que a sus animales. De hecho, aunque los talibanes ilegalizaron la tenencia de pájaros y animales enjaulados, encarcelan a las mujeres afganas entre las cuatro paredes de sus hogares. Las mujeres no tienen la menor importancia a ojos de un talibán menos cuando están ocupadas en la procreación, satisfaciendo los deseos sexuales de los varones o haciéndose cargo del pesado trabajo doméstico a diario.
A continuación daremos a conocer algunas de las restricciones y maltratos contra las mujeres por parte del régimen talibán, estas son:
1- Completa prohibición del trabajo femenino fuera de sus hogares, que igualmente se aplica a profesoras, ingenieras y demás profesionales. Sólo unas pocas doctoras y enfermeras tienen permitido trabajar en algunos hospitales en Kabul. Aunque existen otras posibilidades de trabajo para las mujeres de Kabul en la fabricación de colchas, labores de costura, lavado de ropa y enseñanza del Corán.
2- Completa prohibición de cualquier tipo de actividad de las mujeres fuera de casa a no ser que sea acompañadas de su mahram (parentesco cercano masculino como padre, hermano o marido). Pero si no van acompañadas de su mahram el castigo será aplicado por medio de azotes, palizas y abusos verbales. Tampoco pueden sentarse en el asiento delantero de los vehículos ni tomar taxis sin la compañía de un pariente.
3- Prohibición a las mujeres de cerrar tratos con comerciantes masculinos.
4- Prohibición a las mujeres de ser tratadas por doctores masculinos. Como no pueden trabajar, no hay doctoras y, por tanto, no reciben ningún tipo de atención. Si una mujer tiene problemas de salud debe ser atendida por una médica mujer. Si acaso necesita de un doctor la paciente debe estar acompañada por un pariente cercano quien hace las veces de intermediario entre ella y el médico. Las salas de espera de mujeres, tanto en hospitales públicos como en clínicas privadas, deben estar aisladas y debe ser una mujer la persona que da los turnos.
5- Prohibición a las mujeres de estudiar en escuelas, universidades o cualquier otra institución educativa.
6- Requerimiento para las mujeres para llevar un largo velo (burka), que las cubre de la cabeza a los pies y si no cumplieran con esta regla recibirán azotes, palizas y abusos verbales contra las mujeres que no vistan acorde con las reglas talibán. Por ejemplo si no ocultan su tobillo sería un motivo.
7- Lapidación pública contra las mujeres acusadas de mantener relaciones sexuales fuera del matrimonio (un gran número de amantes son lapidados hasta la muerte bajo esta regla).
8- Prohibición del uso de cosméticos (a muchas mujeres con las uñas pintadas les han sido amputados los dedos).
9- Prohibición a las mujeres de hablar o estrechar las manos a varones que no sean mahram.
10- Prohibición a las mujeres de reír en voz alta (ningún extraño debe oír la voz de una mujer). 11- Prohibición a las mujeres de llevar zapatos con tacones, que pueden producir sonido al caminar (un varón no puede oír los pasos de una mujer), para ello se han obligado a utilizar a las mujeres un zapato especial que tiene una suela que no hace notar su presencia al caminar).
12- Prohibición a las mujeres de tener presencia en la radio, la televisión o reuniones públicas de cualquier tipo.
13- Prohibición a las mujeres de practicar deportes o entrar en cualquier centro o club deportivo. 14- Prohibición a las mujeres de montar en bicicleta o motocicletas, aunque sea con sus mahrams.
15- Prohibición a las mujeres de llevar indumentarias de colores vistosos. En términos de los talibanes, se trata de "colores sexualmente atractivos".
16- Prohibición a las mujeres de reunirse con motivo de festividades como el Eids cono propósitos recreativos.
17- Prohibición a las mujeres de lavar ropa en los ríos o plazas públicas.
18- Modificación de toda la nomenclatura de calles y plazas que incluyan la palabra "mujer." Por ejemplo, el "Jardín de las Mujeres" se llama ahora "Jardín de la Primavera".
19- Prohibición a las mujeres de asomarse a los balcones de sus pisos o casas.
20- Opacidad obligatoria de todas las ventanas, para que las mujeres no puedan ser vistas desde fuera de sus hogares.
21- Prohibición a los sastres de tomar medidas a las mujeres y coser ropa femenina.
22- Prohibición del acceso de las mujeres a los baños públicos.
23- Prohibición a las mujeres y a los hombres de viajar en el mismo autobús. Los autobuses se dividen ahora en "sólo hombres" o "sólo mujeres". 24- Prohibición de pantalones acampanados, aunque se lleven bajo el burka.
25- Prohibición de fotografiar o filmar a mujeres.
26- Prohibición de imágenes de mujeres impresas en revistas y libros, o colgadas en los muros de casas y tiendas.
En vista de las enormes atrocidades cometidas por el régimen Talibán, que han convertido Afganistán en un verdadero infierno para las mujeres. Las aberrantes violaciones que se cometen hoy en día contra los derechos de la mujer y la cruel guerra civil no han dejado más alternativa a la mayoría de mujeres que la mendicidad o la prostitución. Las intolerables condiciones en las que se ven las mujeres han provocado un aumento del índice de suicidios por autoinmolación, a lo largo y ancho del país aunque especialmente al oeste de Afganistán.

"...¡un pedacito de mi alma
escrito a golpe de tecla
de ordenador...!
(Maribel Jiménez)
"...¡Espero que en el año 2011
seas capaz de seguir soñando
y cada una de esas ilusiones
se vean cumplidas en tu alma bella... "(Maribel Jiménez)